El 2020 y cómo
ha cambiado la forma
en la que compramos

 

 

El 2020 ha sido un año de cambios a consecuencia de la pandemia generada por la COVID-19. Y es que este año no solo ha hecho que compremos más online sino que también ha conseguido cambiar la opinión que teníamos sobre las compras por internet. El portal de comparación de productos LadenZeile/ShopAlike ha llevado a cabo un estudio que ayuda a entender cómo han cambiado los hábitos de compra online durante el 2020. El equipo de ShopAlike ha analizado el comportamiento de compra en 13 países europeos y ha comparado los datos relativos a las búsquedas de 2020 con los de 2019, para averiguar qué grupos de productos registraron una demanda particularmente elevada en términos porcentuales.

Y ahora, ¿cómo realizamos nuestras compras online?

Para saber más sobre los cambios sociológicos que nos ha traído este año ShopAlike ha entrevistado a Terhi-Anna Wilska, profesora de Sociología en la Universidad de Jyväskylä en Finlandia. ¿Qué comportamientos han adoptado los consumidores al comprar en línea en 2020 y cómo pueden adaptarse las tiendas en línea a estas nuevas necesidades en el futuro?

El año pasado confirmó, para muchos, que el ser humano es capaz de adaptarse a las nuevas circustancias con rapidez. Nosotros vimos reflejada esta hipótesis en los vendedores. Las tiendas físicas en las calles de nuestros pueblos y ciudades se han transformado, lanzándose también a la venta online, consiguiendo facilitar el ir de compras a aquellos que han tenido que quedarse en casa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Terhi-Anna Wilska, PhD,

Doctorado, Licenciatura en Economía.
Profesora de Sociología
en la Universidad de Jyväskylä


Líder en paquete de trabajo
"Los jóvenes como consumidores
en los entornos digitales"
Investigación sobre el consumo,
digitalización, jóvenes,
bienestar, sostenibilidad

 

Proyectos de investigación
Página web

 

 

 

 

Las personas mayores de 65 años compran ahora online

 

Terhi-Anna Wilska subraya que muchas de las tiendas que hasta ahora no estaban online han tenido que empezar a vender en línea. La profesora destaca especialmente el crecimiento de los supermercados de mediano tamaño y de los comercios locales producido a consecuencia del cambio en la venta de alimentos: desde ahora la comida se compra también online. Una gran parte de la población mayor de Europa ha empezado a comprar online en 2020 y Terhi-Anna Wilska sospecha que esta tendencia ha llegado para quedarse.

Los datos demográficos recogidos en las estadísticas de Google Analytics para ShopAlike confirman estas observaciones: Al combinar los datos de las plataformas de los 13 países, el grupo de edad de mayores de 65 años creció en promedio un 92% si comparamos 2020 con el año anterior. España experimentó un aumento interanual del 72%, pero hay países en los que los porcentajes son mucho más altos. Es el caso de Austria con un crecimiento del 182% o Dinamarca con un 142% más. Los llamados Silver Surfers (surfistas plateados, plata por las canas y surf por su uso de internet) fueron, en todos los países, el primer o el segundo grupo objetivo en experimentar un mayor crecimiento.

¿Cómo hemos comprado durante el 2020?

Hemos analizado los datos recogidos durante el 2020 y relacionados con las compras online, acumulados en las 13 plataformas de LadenZeile y ShopAlike. Estos datos demuestran el aumeto en la cantidad de búsquedas de muebles y otros productos relacionados con el hogar y el interiorismo. "Pasar más tiempo en casa y la necesidad de trabajar desde el hogar han conseguido aumentar el consumo de tecnología. Los productos relacionados con hogar, trabajo, hobbies y deporte han sido, en rasgos generales, los más demandados".

Nuestros datos corroboran las congeturas de la profesora. Los productos para practicar fitness en casa han sido los más demandados. Las ventas de pesas se han incrementado un 9349% respecto al año anterior y las mancuernas un 1017%. Se decretó el uso obligatorio (o recomendado) de mascarillas en todos los países y con estas medidas las ventas subieron tanto que ocupan el segundo lugar en nuestro ranking con un crecimiento del 8162%.

Otros productos relacionados con la pandemia que han conseguido aparecer en nuestra lista son los termómetros +539% en octavo puesto y los guantes desechables +345% en el décimo.

Best buy and why: Sneakers or leather shoes?

A medida que pasábamos más tiempo en casa, comenzamos a incorporar alternativas verdes a nuestras vidas. De este modo, no es de extrañar que el compost se encuentre en el tercer puesto del ranking con un crecimiento anual del 1510%. Cuando los parques y las escuelas cerraron las actividades dentro de casa en ambiente familiar empezaron a popularizarse. Quizá por eso los puzzles ocupan el cuarto lugar con un aumento del 1149% en comparación al año anterior.

Excepcionalmente encontramos Moda de primavera en el quinto lugar con un crecimiento del 1019%. La mayoría de los países aflojaron las restricciones entre la primavera y el verano. Fue durante esos meses cuando la gente comenzó a viajar un poco y volvieron a la vida social. "Las ventas en moda han caído en picado por la falta de oportunidades para mostrar a los demás las prendas recien adquiridas", dice Terhi-Anna Wilska.

Los productos más populares en España durante el 2020

 

 

Los cambios que el 2020 ha generado se ven claramente reflejados en las tendencias de compra. Los consumidores españoles se han esforzado en practicar deporte en casa y las búsquedas realizadas demuestran que su idea fue crear un mini studio de fitness doméstico para mantenerse en forma. En forma y además bien vestidos, porque a pesar de no poder salir la moda para el hogar ha crecido también de forma considerable.

En compración con el 2019 las búsquedas de puzzles han subido un 1149,5% en 2020. Has leído bien. Parece que de verdad hemos necesitado cosas nuevas qué hacer en casa y los puzzles son perfectos tanto para quienes viven solos como para los que no. En lo que respecta al deporte las búsquedas de cintas de correr han aumentado un 98,16% y las bicicletas estáticas un 88,19%. Las mancuernas y todo lo relativo al fitness se sitúa también en lo más alto del ranking.
Más abajo empiezan a aparecer las prendas de ropa, en primer lugar el chaleco acolchado, todo un hit del 2020. Las batas y los chándales también se cuelan en la lista. En casa sí pero arreglados también, o por lo menos con ropa nueva. En séptimo lugar aparecen las tumbonas con un crecimiento menos espectacular (+8,14%) pero digno de ser mencionado. ¡Cómo nos gusta tomar el sol!

¿Cómo compraremos online en el futuro y cómo podemos prepararnos para el 2021?

 

 

Invierte en seguridad y ofrece un servicio personalizado

 

Algunas de las tendencias que vimos en 2020 están aquí para quedarse. Según Terhi-Anna Wilska, invertir en seguridad será particularmente importante en el futuro. "En el futuro comprar online debe ser ante todo fiable. Los estudios apuntan a que la gente desconfía de las compras online, sobre todo las personas mayores. La gente se pregunta sobre la seguridad y la protección de sus datos ante las estafas en internet. En este caso son también los mayores los usuarios particularmente escépticos. Además, es muy importante que las entregas sean rápidas y que los sitios web funcionen de manera eficiente. Comprar online no puede convertirse en una tarea complicada para el usuario", explica. También menciona que debería existir algún tipo de servicio capaz de insistir en la personalización. "Como todo está tan automatizado en estos días, el servicio personalizado se ha convertido en un lujo. Cuanto más se sienta el consumidor tratado como individuo y la tienda en línea recuerde al cliente (sin que la puntualización del producto sea considerada desagradable) mejor será la experiencia para el consumidor".

 

El futuro es para las tiendas híbridas

 

Terhi-Anna Wilska cree que es poco probable que se produzca una nueva aceleración del comercio electrónico como ocurrió durante la pandemia cuando la gente no pudo salir. "Sin embargo, la importancia del comercio electrónico no volverá a disminuir. Permanecerá como una opción válida para por jemplo aquellos consumidores que buscan un producto en concreto. Las personas que antes compraban en tiendas físicas ahora saben lo fácil que es buscar y comprar productos online. También sabrán qué es exactamente lo que están buscando". Wilska vaticina que las tiendas serán híbridas en el futuro. "Hoy en día la tienda física y la tienda en línea no son dos tiendas distintas y la mayoría de los comercios está presente ya en ambos formatos".

Los jóvenes, el colectivo más perjudicados por el impacto económico de la COVID-19

 

También la economía y los hábitos de consumo se han visto afectados durante este año tan excepcional. La socióloga Terhi-Anna Wilska menciona el impacto financiero de la COVID-19 en los distintos grupos demográficos, un tema que ha estado estudiando en Finlandia. Según sus conclusiones, "los jóvenes son los que más han sufrido y su situación financiera seguirá viéndose perjudicada también después de la pandemia. En términos de volumen, es muy probable que su consumo al comprar incluso en línea no vaya a aumentar en el futuro. Los mayores son los que menos han sufrido económicamente, y sin duda seguirán gastando y comprando en línea en el futuro también".