-
 

Disfraces caseros para carnaval: 10 ideas de última hora

¿Eres de esas personas que dejan para el último minuto el disfraz de carnaval? Si es así estás de enhorabuena, hemos creado una lista con 10 disfraces originales que puedes preparar en tu casa en el último momento. ¡Inspírate!

  1. Disfraz de personaje de cómic

Disfrazarte al estilo pop art es muy fácil. Necesitarás un poco de

maquillaje para disfraces
de carnaval y revolver entre las prendas de tu armario. ¿Te gusta el DIY Do It Yourself? Entonces puedes fabricarte un par de complementos: recorta cartones con la forma de bocadillos de cómic, píntalos, añade una frase o una onomatopeya y pégalos a un soporte para poder usarlos como en un photocall.

Te explicamos como pintarte la cara para el disfraz de personaje de cómic:

  • Ponte una base de maquillaje y polvos, o si lo prefieres puedes aplicarte maquillaje especial de carnaval para aclarar la cara y que el color quede uniforme.
  • Define el contorno de la cara con un lápiz de ojos negro o con un delineador. Dibuja una línea en la parte superior de la frente, cerca de de donde empieza el pelo y otra perfilando la mandíbula inferior y la barbilla. Si el disfraz deja ver el cuello y las clavículas pérfilalos también como ves en la imagen. Para terminar dibuja una línea a lo largo de la nariz y debajo de los pómulos. Para que el maquillaje se ajuste a los dibujos de arte pop el resto de los tonos que elijas tendrán que ser muy coloridos: maquillate con sombras de ojos vistosas y pintalabios en rosa chicle o rojo fuerte. ¡Ah! No te olvides de enfatizar mucho las cejas.
  • Para iluminar tus labios pinta una raya blanca en el labio inferior y en el surco subnasal.
  • Si quieres potenciar el efecto pop art añade lágrimas o puntos rojos y blancos en la cara o en el cuerpo.

Completa el maquillaje con el esmalte de uñas. Primero, píntatelas con un pintauñas de color intenso y una vez seco el esmalte perfila las uñas en negro. Añade también unos puntos de luz en un tono más claro que el esmalte principal. Para el pelo elige pelucas en colores neon o flúor y si pasas de las pelucas hazte unas ondas bien marcadas o ponte moños y coletas.

  1. Cómo preparar el disfraz de Hada de los Dientes

El Hada de los Dientes es el Ratoncito Perez internacional. Últimamente se escucha mucho también en España y disfrazarte como ella es muy sencillo: consigue una falda de tul y tienes la mitad del disfraz hecho. Aquí te ayudamos a crear la otra mitad:

  • Pega cepillos de dientes, pasta e hilo dental al tul de la falda ¡prevención ante todo! Si eres pro cero residous elige los
    cepillos de dientes de bambú
  • Ponte una camiseta blanca y pinta en ella un diente muy grande con un rotulador permanente.
  • Para la varita mágica fabrícate un diente de cartón y pégalo a una cuchara o a una vara. También puedes darle un toque más gamberro al disfraz cambiando la varita por un alicate.
  • Si quieres resaltar el efecto cuento de hadas agrega al look una diadema y un par de alas de hada.

Ya está listo tu disfraz de hada de los dientes: solo te queda encontrar un esqueleto sin dientes en la fiesta de carnaval y dejarle un regalo bajo la almohada.

  1. Tan elegante como Audrey Hepburn en "Desayuno con diamantes"

El little black dress que todos los expertos en moda consideran un imprescindible de tu armario te va a venir de perlas para este disfraz. Lo único que necesitas para convertirte en Holly Golightly, la protagonista de la película "Desayuno con diamantes", es un vestido negro de corte elegante. Si quieres sentirte como lo hizo Audrey Hepburn presta atención a los accesorios:

  • Gafas de sol ojos de gato: esas que se alargan ligeramente al final de la montura.
  • Varios collares de perlas. Puedes combinar diferentes tamaños de collar.
  • Horquillas para el pelo con perlas o una diadema para colocarte justo delante del moño.
  • Pendientes largos y elegantes o dos perlas grandes.
  • Guantes negros hasta el codo.
  • Una boquilla larga para el cigarro, o si quieres añadirle un toque moderno, ¡un cigarrillo electrónico!

Para rematar el look delinéate los ojos y enmárcalos. Puedes conseguir una mirada aún más impresionante (y carnavalesca) poniéndote pestañas postizas.

  1. El clásico de los últimos años: disfraz de Frida Kahlo

Un vestido largo y colorido, una corona de flores alrededor de la cabeza y la famosa uniceja: estos son los elementos distintivos del traje de la pintora mexicana más famosa. Si quieres puedes añadir un par de cosas más:

  • Un collar llamativo y pendientes muy grandes.
  • Puedes cambiar la corona de flores por una diadema.
  • Un pintalabios de color rojo.
  • Una estola o un pañuelo sobre los hombros.

  1. Descubre quién es el culpable disfrazándote de detective

Saca del armario la gabardina que usas para ir a la oficina y llévatela a la fiesta de disfraces. Ponte un pantalón o un traje de tweed por debajo, una corbata y completa el disfraz con una lupa, una pipa y un cuaderno en el que ir anotando las pistas.

El tema de los detectives puede funcionar muy bien para disfraces en grupo. Dependiendo de cuántos seáis podéis elegir una de las parejas más famosas o podéis elegirlos todos:

  • Sherlock Holmes y el doctor Watson: El duo más famoso de detectives listo para resolver cualquier misterio. Para disfrazaros de esta pareja necesitaréis pantalones y chaquetas fabricadas en tweed, un bombín, chalecos y accesorios como los relojes de bolsillo.
  • Miss Marple: Uno de los personajes más famosos de las novelas de Agatha Christie puede interpretarse facilmente con una falda plisada larga, una blusa, una chaqueta de tweed o de punto y por supuesto con un sombrero cloché. Completa el conjunto con un bolso vintage con asas.
  • Inspector Gadget: Vestirse como el inspector de dibujos animados más patoso de todos es muy sencillo. Lo más importante es hacerse con un sombrero de fedora que es de dónde salen los gadgetoprismáticos, los gadgetoimanes y el resto de los artefactos. Recrea los brazos que salen del sombrero con pajitas, guantes de cocina y añade los accesorios que consideres necesarios.
  • ¿No tienes trajes de tweed en tu armario? No pasa nada. Elige a la moderna detective privada, y a la vez superheroína Jessica Jones. Todo lo que necesitas es una cazadora de cuero, una camiseta gris, jeans, botines y si los encuentras en alguna tienda añade también superpoderes.
  • Si te apetece pensar en playas tropicales en pleno invierno consigue una camisa hawaiana y prueba a vestirte de Magnum P.I. el investigador privado interpretado por Tom Selleck.

  1. Cuando las palabras no importan: disfraz de mimo

Para evitar las conversaciones intrascendentes de las fiestas de carnaval la mejor escusa es ¡disfrazarse de mimo! Necesitarás una camisa o camiseta de rayas blancas y negras o blancas y rojas y unos pantalones negros. Solo necesitas estos dos elementos como base del disfraz, pero puedes completarlo con todos estos accesorios según la disponibilidad:

  • Guantes blancos.
  • Un par de tirantes.
  • Una bufanda, una pajarita o una corbata.
  • Un bombín o una boina.
  • Calcetines a rayas.

Maquíllate la cara con una base de color blanco, después define bien los ojos y las cejas con un lápiz negro. Puedes añadir elementos decorativos en las mejillas: lagrimas, corazones, rombos... Píntate los labios de rojo brillante para terminar.

  1. Saquea tu armario para el disfraz de atracador

Si necesitas más de un disfraz para estos carnavales puedes reciclar el de mimo y convertirlo en el de ladrón de banco. La base de ambos es la misma: una camiseta a rayas y un pantalón negro. El atuendo se completa con un gorro de lana y unos guantes negros. Si quieres añadir un toque más profesional incluye algo de esto en tu look:

  • ¿Tienes tela de saco en casa? De ser así puedes fabricarte una bolsa para guardar el botín. Dibuja el símbolo del euro o del dólar en ella y llénala con dinero falso.
  • Cómprate un antifaz para taparte un poco la cara o píntante la zona de color negro.

Otro disfraz muy sencillo es el los sobrinos del Tío Gilito en Patoaventuras y es además perfecto para ir en grupo. Necesitarás un suéter de cuello redondo de color azul, rojo o verde, una gorra del mismo color y zapatillas blancas, nada más.

  1. Disfraz de la villana Cruella de Vil

La pieza básica de este disfraz es el vestido: que sea largo, elegante y en blanco y negro. Si no tienes algo así unos pantalones largos y una blusa pueden servirte también, todo depende del estilo. Lo que sí que no puede faltar es el peinado. Compra spray temporal de colores para el pelo, tíñete la mitad del cabello de negro y la otra mitad de blanco. También puedes comprar una peluca.

Elige los accesorios en rojo: un cinturón, guantes o un par de zapatos. No te olvides del pintauñas rojo ni del pintalabios del mismo color. Añade un collar largo de perlas, una estola de pelo (artificial claro), una sombra de ojos de color azul, verde o púrpura y una boquilla larga para el cigarro.

  1. Disfraz de momia: para carnaval y también para Halloween

Para convertirte en una momia estos carnavales, solo tienes que abrir el botiquín de primeros auxilios y coger todas las vendas que encuentres. Ponte una camiseta y un pantalón blanco y envuélvete en las gasas fijando algunos puntos con hilo o con imperdibles para que no se te suelten. Si no te apetece desperdiciar las vendas corta una sábana vieja en varias tiras y ensúciala un poco para que parezca vieja. El maquillaje es también sencillo: píntate la cara de blanco y dibuja unas sombras oscuras alrededor de los ojos. Puedes rematar el disfraz aplicando algunas de estas sugerencias:

  • Elige entre cubrirte la cabeza o ponerte una peluca blanca. También puedes combinar ambas cosas.
  • Píntate las uñas de negro y si se te ve el pelo enmaráñalo un poco.
  • Los disfraces de momias, zombies, esqueletos, etc. impresionan más si se hace en grupo y, ¡puedes reciclarlo para Halloween!

  1. Vístete como una muñeca

Consigue un vestido de volantes o una falda de estilo globo, las camisas con encaje pueden ir muy bien también. Este disfraz puede interpretarse de varias maneras: puedes ir de muñeca de cuerda con una llave en la espalda, de porcelana, de muñeca de vudú o muñeca asesina.

  • Muñeca de cuerda: Hazte dos trenzas o dos coletas y píntate con el colorete dos círculos rojos en las mejillas. Para obtener la boca característica de las muñecas de este estilo píntate los labios solo en el centro. Dibuja una llave en un cartón, recórtala y después de pintarla de color dorado pégala a la parte posterior de la camisa. ¿Te va más el estilo siniestro? Entonces píntate una sonrisa estilo Halloween o dibuja líneas de la boca a la barbilla como si fueras una marioneta.
  • Muñeca de vudú: Para este disfraz el vestido cambia un poco. Puede ser buena idea que lo cosas tu misma a partir de pedazos de telas que tengas por casa y añadas costuras que se vean bien o incluso cremalleras. Maquíllate la cara usando un lápiz: pinta cruces en la cara, una costura en la boca y los ojos negros.

Inspírate

¡Bienvenido al mundo de la moda de Shopalike! Aquí puedes encontrar inspiraciones y consejos de estilo, así como oufits para cada ocasión. ¡Siéntate y déjate inspirar!

Comentarios
Comienzo de la página